RSS

Archivo de la categoría: política

Congreso de los resfriados


Fueron unas terribles declaraciones las que realizó la ministra que permanece en el punto de mira de opinión, contraopinión y quintascolumnas patrias. Ana Mato se atrevió a nombrar a los remedios naturales para paliar algunos conflictos leves con la salud de cada cual. Naturalmente una oleada de críticas le cayó encima.
Sería preciso no confundir la aplicación de algún remedio natural de bajo coste con una medicina inspirada con la naturaleza. Más conveniente no confundir una terapia con un alivio puntual. Pero mucho más indispensable no mezclar unas declaraciones con la voluntad ministerial. Eso se evalúa tras los hechos si es que los hay.
La filosofía a la hora de enfrentarse a los procesos del organismo conocidos como enfermedades no creo que se vean alterados por cuatro palabras expuestas por una ministra. Ni un ápice por muchos recortes que resten por venir. En primer lugar porque el ahorro propuesto por Ana Mato sería en aquellos medicamentos de menor valor presupuestario.
La obsesión por los brevajes químicos sigue superando todo intento de evaluaciones objetivas en uno u otro sentido. Para ser estricta y rigurosamente exacto las dolencias pertenecen a cada uno.
Este tipo de recorte, insinuado más que promulgado por Ana Mato, adquiere un tinte amargo en una militancia izquierdista amargada desde hace algún tiempo. Escuecen las palabras en un sector donde produciría quemazón cualquier otro tipo de opinión vertida desde el bando contrario.
Tras las transgresoras declaraciones es de suponer que a partir de ahora el médico adscrito a la izquierda prescribirá quimioterapia compulsivamente. Con este término es como en la década de los 60 se conocía el arsenal que fue poblando las farmacias actuales. Hasta que se reservó el mote a aquellas sustancias de mayores efectos secundarios. El desarrollo ha mostrado siempre estas dos caras, también en los hospitales.
Poco tiempo atrás, cuando las boticas se encontraban prácticamente vacías, tomó el cargo la primera ministra en un gobierno europeo. Federica Montseny, casualmente de sanidad, se propuso terminar la prostitución creando liberatorios. Aquellas mujeres, que entre otras cosas tenían la obligación de mantener al frente erecto, encontraban en esos recintos la posibilidad de escapar de la mejor manera a todas aquellas enfermedades asociadas a la práctica desenfrenada del sexo. Aunque paradójicamente no mostrara ninguna intención de liberar a la población del mayor conflicto sanitario del momento que era la guerra se dirigía por un camino consecuente en la retaguardia. Sin condones y con el acoso de los creadores de la Seguridad Social que trajo el empastillamiento masivo marcó un camino por explorar en tiempos difíciles.
Ana Mato no recorrerá las siete décadas que la separan de la primera ministra de la historia. Si no están claras sus palabras sí sus competencias bien delimitadas. También tendrá claro el paciente de izquierdas a partir de ahora qué camino tomar. Le han delimitado el andar hacia una firme reivindicación de las terapias caras y a ser posible sofisticadas. En cada consulta pueden salir chispas con los posibles infiltrados peperos de la bata blanca. Así es como los debates electorales van ganando espacio transformando los ambulatorios en urnas con difíciles papeletas.
Si alguien todavía creía que no existían las enfermedades sino los enfermos se puede ir olvidando. Sólo hay dos. Se llaman recortitis y deuditis. En cambio los afectados se cuentan por millones. Sufrimos en función de cómo nos afecta la disminución de las partidas presupuestarias que disfrutamos. Nos sanamos dejando de recibir estos martirios. O alternativamente los que ostentan el poder creen que a través de martirizarnos un poquito más, porque sufrimos deuditis como mal de fondo.
Nos afectan tanto estas dolencias que pueden causar incapacidad temporal en muchas mentes que jamás ejercieron como tales, pero cada vez tienen más cercana la extrema unción.
Siendo más concreto y tal como evolucionan los hechos, palabras y opiniones no es que hayan dejado de existir las enfermedades sino también los enfermos. Sólo existe un debate parlamentario entre cómo debemos sentirnos, qué nos tiene que doler y qué debemos tomar para remediarlo. Una dialéctica que se reproduce en cada uno de nuestros hemisferios. El derecho nos pide infusiones mientras el izquierdo jeringuillas. Aquellos que se abstienen de ingerir absolutamente nada en este río revuelto, muestran peligrosas actitudes extraparlamentarias. En otras palabras una sana conducta equilibrando sensaciones, reacciones y raciocinio.

Artículos relacionados:

¿Al fondo a la…?
Del coche tijera al coche escoba
Disparidades en los Alpes

 
Deja un comentario

Publicado por en 3 julio, 2012 en enfermedad, política

 

Etiquetas: , , , , , , , ,

Restos


Sucede en el centro del imperio pero se extiende como cualquier gota de aceite por todo el globo. El Departamento de Estado a través de su programa de recompensas por la justicia está ofreciendo siete millones de dólares por información sobre la ubicación de Ahmed Abdi Aw-Mohamed, el fundador del grupo islamista en Somalia.
El grupo militante somalí remunera de forma más austera. Algunos animales a cambio de la información sobre distintos funcionarios estadounidenses. Una ex-primera dama como Hillary Clinton no merece más de dos camellos. En cambio todo un premio Nobel como Barack Obama valdría cinco veces más.
El imperio empieza a valer poco según aquellos que desean verlo derribado. Así habría que interpretar estos últimos movimientos monetarios que se debaten en los intestinos más putrefactos de la lucha por el poder y la subsistencia.
Sin embargo en las antiguas metrópolis cuando se escucha hablar de camellos ya no llegan a asimilarse a un ser vivo. Debido a la decadencia irreversible en la que nos vemos sometidos, nuestro imaginario nos remite más fácilmente a aquel personaje que trafica con drogas que a un par de jorobas.
No son estupefacientes los que pretenden suministrar los islamistas a quien aporte buena información sobre el paradero del decadente presidente de los Estados Unidos. Pero a la europa en proceso de desertización le suenan a árabe estos estupendos vehículos que alcanzan velocidades de 60 km/h y mantienen los 40 que lograron los primeros ferrocarriles con relativa facilidad.
Tras el aterrizaje de Obama en otra de las reiteradas cumbres que tienen lugar en el mundo desarrollado para intentar remediar sus bienes, la asimilación todavía queda más clara hacia donde se decanta. Esta vez fue en Los Cabos donde se reunió el G-20. Mañana será en otro lugar donde todos los mandamases que quieren continuar siéndolo, a excepción de Angela Merkel, apostarán por el crecimiento desenfrenado. Ya sea expandiéndonos monetaria o realmente que viene siendo más difícil en las últimas décadas. Sin crecimiento el poder se tambalea y bien lo sabe el máximo mandatario del globo que está próximo a ser reelegido. Las recesiones se posponen para después de las elecciones o salen rana.
La alternativa de la apariencia existe y sigue siendo la única salida viable para encarar los procesos electorales. Si no es en la vena de cada ciudadano se inyecta una especie de moral ficticia por las ondas que taladran cada hogar. Si nada de ello funciona siempre queda el reparto de la convencional droga.
Según un estudio publicado recientemente tras dos años en el anonimato, el agua del subsuelo de Barcelona esconde restos de sustancias estupefacientes. Según el barrio de un tipo o de otro. Según la disponibilidad de la otra que circula de mano en mano y es presente en la mayoría de transacciones comerciales que no se saldan con tarjeta. Pero donde a la vez también está presente la cocaína que permanece más en el tiempo que otro tipo de drogas.
Recientes trabajos de investigación alertan del peligro de la metoxetamina que formará parte de las aguas subterráneas del futuro. Similar a la ketamina distorsiona las percepciones visuales y auditivas produciendo un sentimiento de estar separado del medio ambiente.
Que tomen nota los monetaristas por si las tradicionales inyecciones que aplican no tienen efecto en una sociedad con las venas acribilladas. Sólo quedarán esos remedios de naturaleza más física que producen los mismos efectos que el tan prestigioso dinero. Por si tenían alguna duda Europa diseñó un novedoso plan para crecer que costará 130000 millones de Euros. De no lograrlo el agujero puede agrandarse todavía más.

Artículos relacionados:

Heroína
Ejercicios financieros contados en la barra del bar
Rescate

 
1 Comentario

Publicado por en 30 junio, 2012 en Economía, política

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

Rescate


Tenemos un gobierno que no nos lo merecemos. Un país que solamente piensa en la eurocopa tiene un presidente que se permite viajar exclusivamente el rato necesario para presidir el encuentro que daba inicio a la andadura de la selección en la máxima competición continental. Para después explayarse, una vez llegó a casa.
Nos contó lo que su secuaz de Guindos había hecho el día anterior y algunos desagradecidos no terminaron de darle las gracias. Pocos tuvieron la delicadeza de analizar lo que significaba el enigmático rescate y muchos menos aquellos confiados con la benevolencia de las autoridades.
A los mercados el regalo a la banca les supo a poco. Querían más madera para apuntalar un edificio en llamas. Tampoco esta vez se destacaron con un gesto hacia los centinelas del beneficio. Aunque sea momentaneamente, la reconciliación entre las pantallas financieras y las de los hogares es un hecho. Aunque la razón no sea la retransmisión de los partidos en las bolsas. Ni el seguimiento de las bolsas en los hogares. En el parquet no paran atención a unos equipillos que jamás cotizarán como sociedades anónimas. Por poner un ejemplo entre Grecia y Alemania la mayoría se decanta por el árbitro que no es aquel que silba, sino la marca que consigue vender más camisetas.
El ciudadano rescatado sin embargo no se conforma con haber aliviado la pesadilla de la deuda. Porque entre otras razones no hubo rescate sino un monumental crédito a las entidades financieras. Un movimiento sorpresivo que sirvió para dar la señal a toda Europa de que el dinero se podría terminar pero a su vez siendo infinito. Así es como el BCE advierte a los intrépidos agentes económicos que carecen de otra camiseta para vender que la puesta. Siguen incapaces de imaginar como el dinero para adquirirla es inmenso, con tanta reticencia a repartirlo.
Tampoco fueron rescatadas las mentes más perversas que ven en la apropiación indebida la única causa con la que se explica la crisis. 100000 millones no lograron ser necesarios para entender que de haber gastado la casta política esa cantidad en mujeres, mariscadas, coches oficiales y tabacos varios ocuparía el resto de la vida una cama de algún hospital y no el parlamento.
Si por algo hay que dar especialmente las gracias es por la preservación del patrimonio despreciado por media Europa. No merecía ningún europeo ninguno de esos pisitos edificados para su cartera y de momento no los disfrutarán. Es conocido que España edificaba más viviendas que Alemania, Italia y Francia en conjunto. Pero menos que no eran construidas para contemplarse. Eran para compartir bienestar. Unos se dedicaban a vestir a todo el continente con sus imprescindibles modas y los demás a fabricar automóviles con los que dar la vuelta al mundo para terminar en la cochera de casa. España sacrificó su territorio para dar cabida a todos esos productores de artilugios que prefirieron continuar malviviendo en sus estados, rodeados de comida basura y celulitis exasperante.
Tras el rescate, Seseña continuará siendo un municipio como los otros 8000 administrados por las autoridades que no nos merecemos. Esas que están los momentos justos en los lugares adecuados. Esas que gestionan aquello que la ciudadanía es incapaz de decidir en el descanso de cualquier encuentro de la selección. Los mismos que tampoco serán rescatados de su trasnochada ley marcial por la que los pisos siempre suben. ¿Se atreverán a decir también que España siempre gana la Eurocopa?

Artículos relacionados:

Súbditos
Bankia y circo
Declaraciones sin compromiso

 
Deja un comentario

Publicado por en 18 junio, 2012 en Economía, política

 

Etiquetas: , , , , ,

A sus puestos


Tienen un grandísimo problema en sus manos y no saben cómo resolverlo. Es de tales dimensiones que son incapaces de llamarle por su nombre. De hacerlo Europa se pone en pie de guerra empezando por Grecia y terminando por la vecina Portugal, con las barbas ya recortadas.
La sutileza es su arma. El engaño progresivo intenta terminar de reblar el clavo en nuestras mentes. No es cuestión de observar las inexactitudes pronunciadas por los políticos de todo el continente. Es ya momento de descifrar aquello que persiguen discretamente. Cosa bien sencilla pero que a la vez parece extremadamente difícil para una extensa mayoría.
Los economistas más ortodoxos son capaces de tejer una trama de argumentos alrededor de las palabras de unos políticos que no acaban de comprender las cuestiones productivas. Pero en cambio difunden a la perfección el mensaje más macabro de unos supuestos científicos trasnochados.
En tiempos de la Unión Soviética el sucesor de Lenin tuvo clarísima la estrategia a emplear en el objetivo de producir el máximo dados los recursos existentes. Es archiconocida la militarización del trabajo en un país donde sus ciudadanos prestaban una especie de servicio militar en el frente en vigilancia continua o en la pacífica retaguardia. Con un fusil o en una mina, da lo mismo. Lo importante derramar hasta la última gota de sangre para poner el antiguo imperio ruso a primer nivel planetario.
El problema es extremo y exactamente el mismo que se planteaban los planificadores quinquenales. La resolución es compleja. Por un lado la utilización del poder represivo hasta extremos de los años 30 llevaría al mismo poder a dimitir en cadena. Por otro los ánimos de las masas afines al regimen represor no pueden ser los mismos que ochenta años atrás. Las promesas no son creíbles en un entorno regresivo. Hace falta algo más de ingenio para convencer a la totalidad de la población que es necesario trabajar mucho más de lo que se trabaja.
El acoso de aquellos que se encuentran fuera del mercado laboral se sitúa en máximos históricos. Pero sirve de argumento en la consecución del propósito. El acoso de aquellos que acuden al puesto de trabajo a cambio de unas condiciones inferiores a las logradas en el mundo desarrollado es otro hecho. Pero sirve de consigna para seguir amenazando sutilmente una población en esencia asustadiza. Las deudas son otro arma arrojadiza utilizada constantemente. Pero que nadie se engañe. No pretenden solucionar su pago las reuniones de las élites europeas. Solamente tratan de idear la manera de poner el mono de trabajo al mayor número de población posible y durante un periodo lo más prolongado posible.
Las condiciones laborales fueron mejorando y en la misma medida los desincentivos a asalariarse. Tanto en el seno de las empresas como a su alrededor se tejió un amplio mar de bienestar que cada día invitaba a abandonar el puesto. ¿Todavía cree que preocupa el elevado nivel de deuda? Preocupa a los más ridículamente endeudados. A los dirigentes solamente les tiene profundamente aterrados que sean abandonados a su suerte. Son incapaces de dibujar la “O” con un canuto y le invitan muy sutilmente a que usted lo siga haciendo. Eso persiguen todas las reuniones de la diplomacia en la actualidad. Lo mismo que Stalin de forma compatible con los tiempos que corren.

Artículos relacionados:

Trastornos de sueño
Disparidades en los Alpes
Robobos

 
1 Comentario

Publicado por en 6 junio, 2012 en Economía, política

 

Etiquetas: , , , , , , , , ,

Ocaso democrático


Esta vez fueron los italianos quienes dieron otro pequeño vuelco al mapa político. Los sondeos lo apuntaban pero nadie les hace caso cuando insinúan un cambio real. Las elecciones municipales así lo han refrendado.
Los ciudadanos ejercieron ampliamente el transfuguismo inocente durante décadas. Ahora juegan al chantaje de verdad. En cada estado se instalaron dos fuerzas en representación de la derecha y la izquierda. Sirvieron para calmar los deseos momentaneos de cambio de los inconformistas. Donde gozaron de mayor pluralidad, las coaliciones post-electorales terminaron de formar las dos caras de la misma moneda, donde cada fuerza se adscribía.
La primera vuelta fue demoledora para aquellos que todavía estaban instalados en escenarios previos a la unificación. El vaivén a derecha e izquierda empieza a dirimirse hacia los denominados antipolíticos. Pero no solamente se inclinó hacia estos nuevos movimientos, sino que también lo hizo hacia la indiferencia abstencionista.
La proyección de intenciones quedó claramente dilucidada en la pasada cita electoral. El desengaño perfectamente expresado indica que la masa crítica se va decantando hacia una transición a un nuevo orden desconocido.
Las candidaturas ciudadanas empiezan a tomar las riendas del desorden. La más destacada, la de un original personaje del espectáculo que comandó una formación que se apropió de la importante alcaldía de Parma. Beppe Grillo es la punta de lanza de un grupo de gente en la que abundan panaderos, profesores, electricistas o informáticos. Por motivos obvios no se pueden lanzar al trampolín político. Necesitan una imagen contundente que sobresalga del conjunto para abandonar la dictadura de las formas. Pero sin un fondo concreto al encontrarnos todavía en fase de transición.
Los candidatos singulares tienen más fuerza que nunca, pero sin embargo son el último bastión de los representantes de los antiguos valores. Reciben los mismos oprobios que la pornográfica Cicciolina sin considerar la cola más larga que les acompaña. La exhibicionista parlamentaria a duras penas conseguía encender un pequeño porcentaje de electores asociando papeletas y pechos. Sus contrarios, si es que realmente existían, equilibraban fácilmente la balanza electoral.
Sin más apoyo que el otorgado en las urnas el transfuguismo se encarga de poner el orden en su sitio. Italia no vivió un proceso constituyente hacia una república pornográfica. La vida continuó al margen de política y tetas. No todos los personajes que aterrizaron en la esfera pública procedieron de la política ni todos los políticos de la esfera pública.
La política creó fama y más abundantemente la fama creó políticos. El vuelco se empezó a dar conviertiendo la anterior frase cada día menos cierta. La Liga Norte está tan hundida como el PSOE en España o el PASOK en Grecia. Sus famosos pasan a ser sus denostados.
Tocó en primer lugar a quienes se encontraban al frente del barco poco antes del hundimiento. En Islandia, donde el naufragio fue de Órdago conocen a la perfección los resultados del maremoto político. Han pasado algunos años desde que el Best Party o partido de los payasos iniciara su ascenso meteórico hacia lugares de prestigio.

Artículos relacionados:

¿Llegó la revolución al sur de Europa?
¿Al fondo a la…?
Rabiosa actualidad idearia

 
Deja un comentario

Publicado por en 5 junio, 2012 en política

 

Etiquetas: , , , , , , , , ,

Súbditos


Una de las eternas preguntas sin respuesta, que se hace cualquier criatura al ir conociendo poco a poco la desigualdad de poder que le rodea, es porqué unos tienen la potestad de mandar y otros la obligación de obedecer. Una pregunta que a menudo, no va mucho más allá de ser concluida con razonamientos infantiles. Dan lugar a extraños peces argumentales que se muerden la cola. Mucho arroz para tan poco pollo desgranando sombras tenues que nos mantienen en la oscuridad.
Hace varios siglos una excusa verosímil a la desigualdad en el uso del imperativo podía haber sido apelar a la procedencia de unos y de otros. Algunos linajes son divinos y otros no. Por unos corre la sangre azul y por otros la mayoritaria roja. Pero como la historia no es tan lineal como pareciera, remontándonos más atrás encontramos muestras de ejercicio del poder aduciendo todo tipo de propiedades por parte los poderosos. Se ha alegado mayor inteligencia, características físicas superiores e inferiores que nos predeterminan y hasta se ha reivindicado el barómetro del esfuerzo para acceder al trono. Los detractores y partidarios de uno u otro criterio suelen elegir algún modo relativamente favorable a su condición inmutable, para que todo siga igual.
La realidad desmiente todo tipo de hipótesis explicativas a las diferencias imperativas. La promiscuidad en los palacios altamente elevada tira por tierra los cuentos de los linajes con sangre azul. El plasma palaciego ni se ha encontrado ni se encontrará. Las deidades que mantenían sus potestades a capa y espada las perdían en una partida de cartas en beneficio de aquel que mejor las sabía marcar. Los milagros quedaban reservados a otros seres de rangos inferiores.
Los linajes no siempre reinaron ni lo hicieron en todas partes. Pero hasta en la Corea del Norte estalinista terminan instaurándose. No es exclusivo el proceso vivido en la antigua Roma o la Europa de Carlomagno.
La democracia del mundo occidental si algo ha supuesto ha sido la concentración de facultades mandatarias en manos de unos pocos. Pero también la dispersión de pareceres en cuanto al origen del poder. La tendencia es parecida a la que marca el embudo. La convergencia de los poderes hacia un reducido grupo de personas es evidente, pero también el florecimiento de todo tipo de teorías rescatadas en la más inmensa acumulación de conocimiento de la historia. Irremediablemente, el poder se convierte por decisión espontanea del electorado en hereditario cuando el hijo también es elegido.
No es necesario situarse en teorías próximas a la conspiración para darse cuenta del alto nivel de pánico que se respira entre aquellos que reducen su papel al de súbditos. No es necesario creer en la existencia de razas elegidas de seres que tienen poco de humano y mucho de reptiles. No es necesario buscar sangres azules o verdes, pupilas extrañas o lenguas viperinas.
Por cuestiones puramente sentimentales centrarnos en los problemas nos mantiene en ellos acongojados. Aunque sea suplicando a la fe conviene ir pensando que ni ellos son de otros mundos ni nosotros somos de piedra.

Artículos relacionados:

El elefante volador
Fútbol es fútbol
Gobierno de concentración

 
Deja un comentario

Publicado por en 30 mayo, 2012 en política

 

Etiquetas: , , , , , , ,

Olores que despiertan


Tienen fama de estoicos pero a veces hasta los más pacientes dicen basta. En ocasiones todo el conjunto de la población y en otras de forma individualísima. En el caso que nos ocupa fue un joven que no sólo ha puesto el grito en el cielo sino que se ha hecho escuchar en el juzgado.
Durante más de siete años confió en el mensaje publicitario de una marca de desodorantes. El uso prometía atraer personas del sexo contrario. El resultado fue diametralmente opuesto.
Tras siete años sin probar bocado el hartazgo de este indio en edad de procrear dejó impronta ante el juez. La piel probó todo tipo de fragancias pero ninguna refriega placentera. Siete años son demasiados para voltear la confianza depositada en una marca hacia un escozor en la cartera. La fricción todavía la esperan los genitales que todavía no los tiene enrojecidos a perpetuidad.
Con excelente criterio el joven decidió no acudir a ningún burdel donde vaciar un poquito más su maltrecho bolsillo y quizás su salud ya afectada de depresión por tanto fracaso. En Asia la tuberculosis está muy extendida entre las esclavas sexuales y ninguno de sus amos ocasionales son inmunes.
El muchacho, ya crecidito en este largo periodo, decidió agarrar el toro por los cuernos y plantear la lucha en aquel terreno que las empresas más temen.
Solemos creer a priori en la omnipotencia empresarial que nos condena continuamente a aceptar condiciones laborales infames o productos engañosamente comercializados. La realidad es muy distinta. El uso de la justicia es altamente inutilizado por parte de los gestores de la producción. Los conflictos se intentan subsanar en ámbitos privados sin hacer demasiado ruido antes de caer en el marasmo de los tribunales lentos que suelen barrer hacia la parte más endeble.
La mayor protección que blinda al empresario sin escrúpulos es la simple creencia que planea sobre trabajadores y consumidores. No es más que una leyenda sin fundamento. Tan poco creíble como algunos mensajes que legalmente son mucho más que sentencias firmes. Nos conducen al desengaño o al fraude. El fenómeno es exactamente el mismo pero difiere en la manera como lo percibe cada cual.
Las consecuencias posteriores también dependen del modo como asimilemos nuestros desencantos con los bienes materiales. Tenemos la opción de quedarnos tan anchos ante una etiqueta que explica el contenido de un envase en infinidad de idiomas excepto alguno de los que constitucional o estatutariamente tenemos el deber de conocer. Podemos actuar prudentemente olvidando el producto que no comprendamos o exigir a las autoridades competentes la retirada inmediata a causa de una infracción de las mínimas normas de comercialización.
Según la manera escogida nos estaremos convirtiendo en improvisados publicistas aficionados de alguna red de comercializacion determinada. No hay mal que por bien no venga al pez capaz de terminar con el océano. Según como daremos magníficas advertencias a posibles víctimas de un anzuelo en un futuro y que todavía están en una fase anterior a la nuestra de desengaño.
La opción de no hacer absolutamente nada no es mucho más beneficiosa. El estado depresivo en el que todo carece de sentido termina llamando a las puertas. la lectura de las leyendas de monstruos suele terminar en una pequeña habitación con la puerta cerrada con barrotes y persianas bajadas. Con la cabeza bajo la almohada y la luz apagada ya no son mostruos lo que nos relatan las leyendas sino fantasmas muy difíciles de vencer.

Artículos relacionados:

caperucita roja
Dando la vuelta a la ridiculización
A vueltas con el demonio

 
2 comentarios

Publicado por en 27 mayo, 2012 en política

 

Etiquetas: , , , , , , , ,

Nacionalización de pérdidas


Si hay una tipología de empresa en la que todos sus propietarios puedan sentirse timados es sin duda aquella que sus acciones bordean los mínimos históricos. Situadas en un precio por debajo del cual nunca estuvo la cotización solamente algún reciente inversor gana. Los demás se debaten entre cobrar el dividendo inseguro o prestar sus títulos a los vendedores a crédito para hundir un poquito más el precio y toda esperanza depositada en el valor.
Un caso real es el de Bankia. Sus acciones además de situarse en el extremo desolador fueron comercializadas mayoritariamente en el otro lado. Una nacionalización antes de la oficial la que realizó la entidad presidida hasta hace pocos días por Rodrigo Rato. Hemos conocido hace pocos días el afán de los empleados por colocar parcelas de propiedad en paquetitos de mil en mil. Aunque fuera a cambio de la renovación de un depósito a unas décimas de interés superior el milaccionista no debe estar demasiado contento. Le pasa como al mileurista que va percibiendo como cantidad del pasado esa cifra con tres ceros en el salario. Ahora se empieza a conformar con recibir una cantidad de dos decimales en lugar de tres.
La estatalización de facto podía haberse decretado mucho antes. Muchos votantes se preguntarían si depositar en las urnas de los pasados comicios las acciones de Bankia o los de algún partido político en quiebra. La diferencia no es muy notoria y con el tiempo todo fluye hacia sus cauces. Cuando Dios los arruina ellos se juntan. Pero por el momento no hacen más que protestar y la mayoría sin hacer uso de la papeleta que se les ha otorgado. Con mayor periodicidad que la permitida por la casta política y previsiblemente superada por alguna junta de accionistas extraordinaria.
Las advertencias de unos cuantos no fueron suficientes para tomar el mando del sistema financiero. Cientos de economistas y profesionales relacionados con esta disciplina se desgañitaban en sus libros desahogando la ignorancia individual a la que nos quería someter la alta jerarquía bancaria.
La nacionalización podía haber llegado entonces en beneficio de todos. Cuando empresas altamente solventes destinaban migajas a hinchar condones como flotadores para grandes inundaciones financieras. Los reguladores pararon las manos, permitieron fluir el dinero sin sentido y a cambio se cobraron otra miseria porcentual que no acumuló grandes cifras para hacer frente a una debacle.
De haberse apropiado la autoridad competente de los beneficios esplendorosos de las entidades financieras otro gallo cantaría. De haber puesto fin desde dentro a la vorágine crediticia más extrema de la historia la desolación no recorrería las casas de tantos ahorradores ingenuos que confiaron en el gran monstruo de las pérdidas que serán absorbidas por todos.
Pero así conciben el estado aquellos que dirigen los tan cacareados recortes. Una organización capaz de aglutinar toda la mierda que desciende por cualquier riachuelo. Una manera muy sutil de debilitar una institución ya de por sí al borde de la muerte.
Tras siglos de existencia el estado sigue requiriendo recaudar impuestos para su mantenimiento a falta de ingresos procedentes de la venta de sus productos y servicios. Nadie paga por ellos y si se impone tasa alguna las protestas no tardan en desatarse. Las protestas por el pago a los descalabros bancarios no podían ser menores. Son el icono perfecto que representa la poca disposición de pagar el no se sabe exáctamente qué.
En Catalunya y alguna otra comunidad del norte gobernada por herejes de distinto signo la sanidad pública seguirá cometiendo el delito de asistir a inmigrantes en situación irregular a precio cero. Almenos eso se ha asegurado por parte de los que manejan los frágiles hilos que nos gobiernan. Sirva para quedar claro que hay que seguir financiando las entidades públicas vía impuestos. Vía ventas imposible sumando tareas ruinosas a las ya existentes.
Si en el caso de la banca se dejara a su suerte a los débiles y el estado tuviera cuidado de registrar las ganancias de la banca nacionalizada otro gallo cantaría. Bankia se convierte en el mayor ejemplo de la sinrazón colectiva. Cuando merman los ingresos no se pueden aumentar los compromisos. Hay que equilibrar la balanza como en el sector privado. De la misma manera que las entidades más solventes se hacen cargo de las más endebles a Bankia le falta una pareja con la que bailar en el seno de las cuentas públicas o mejor apaguemos la música.
Pero es que el mundo no termina ni empieza en el sector financiero. En el mundo laboral vemos otro grave ejemplo de lo que supone la actividad del estado. Las cuentas públicas no son capaces de hacerse cargo de ningún empleo. Solamente de un subsidio otorgado sin condiciones a quienes cayeron en la desgracia del paro. Tampoco es posible nacionalizar ninguna empresa estratégica en beneficio de la actividad de los condenados al subsidio. Es necesario condenar al pago de prestaciones sociales a aquellos que conservan su contrato laboral. Parece todo diseñado para el conflicto. Para que algunos digan que otros viven a costa de ellos. Unos de maravilla y otros apretando los dientes cada pocos minutos. Siempre en función de si el rescate es financiero o laboral.
A los accionistas no los salvará nadie. De momento ostentan esta condición una masa creciente de ahorradores que confiaba en los bancos. Pero la tendencia es de regalar papelitos de propiedad por cada vez más motivos. Los contratos laborales irán reflejando progresivamente los pagos en acciones. Algo que pocos han deseado en el pasado y hay que enchufar como sea y a quien sea cuando los beneficios se desploman.
Y si no todavía queda la estrategia de apelar al bajo valor de la acción para instigar la compra masiva de títulos. Quizás por primera vez asistamos a este tipo de mensaje comercial hacia ahorradores. Sería novedoso y quizás con el estado detrás de algunas empresas todo pueda ser posible. ¿Serán capaces de anunciar correctamente la conveniencia de adquirir títulos devaluados en los que ya nadie se fía lo más mínimo?

Artículos relacionados:

Botinitos
FMI
Efectos colaterales

 
Deja un comentario

Publicado por en 16 mayo, 2012 en Economía, política

 

Etiquetas: , , , , , ,

Declaraciones sin compromiso


Alicia Sánchez-Camacho seguirá al frente del PP catalán con el 92% de los votos obtenidos a golpe de unidad fingida públicamente en el último congreso. La comedia terminó con el discurso de Soraya Sáenz de Santamaría, fotografías de hermandad y el cambio de etiqueta a utilizar en el partido que aspira a ocupar el segundo puesto en las cámaras catalanas.
Ninguna novedad programática a destacar como ocurre al término de casi todos los congresos de casi todos los partidos. Solamente unas declaraciones de la flamante presidenta que propone un nuevo sistema de financiación pero que no explica del todo. Pero sí que proclama algunos principios en función del micrófono que la entrevista. Según la audiencia subraya el carácter solidario con los contribuyentes con sede fiscal en el resto de España. Según el seguicio incide en la necesidad de ajustar lo recaudado en territorio catalán con lo gastado en el bienestar de los catalanes.
Hablar de sistemas de financiación sin poner un sólo número encima de la mesa es una de las habilidades de los políticos que están al frente de la mayoría de partidos. Alicia Sánchez-Camacho no es la excepción. Las cifras hablarían por sí solas y derribarían todas las tertulias matinales del día siguiente. No habría mensaje que difundir sino hechos. Uno constatado es que el Partido Popular tanto en Catalunya como en el polo opuesto se sostiene unido gracias a las expectativas que sus militantes delegan en la dirección mientras esparza inteligentemente las ganancias obtenidas. Para ello es necesario practicar catalanismo y anticatalanismo fiscal en declaraciones consecutivas que tratan de congregar el máximo número de apoyos en los próximos comicios. Siempre en términos verbales. En caso de gestionar el verbo estrella es repartir. Hay que hacerlo mediáticamente para que a millones de creyentes parezca que en cada papeleta va algún céntimo destinado a su anónima vida.
En el ámbito ciudadano raso las promesas van calando menos. Por una parte la cantidad destinada a cada apoyo se vislumbra de menor cuantía. Por otra la escenificación en congresos partidistas, actos multitudinarios o cámaras de todo tipo va hartando el sentimiento colectivo por saturación de mensajes. Un ejemplo es lo que ocurre en Euskadi. Allí el PP mantenía el apoyo incondicional a un PSOE que gobernaba un territorio hasta entonces prohibido. Pero Basagoiti rompió las relaciones con Patxi López y reclama elecciones anticipadas. Una escenificación que probablemente estuviera en el ideario de ambos líderes y la mayor parte de sus secuaces antes de estrechar la mano. Una estrategia utilizada durante muchos años por parte de dos formaciones teóricamente opuestas pero que mantuvieron pactos de gobierno estables en varias legislaturas. Son los grupos que ahora presiden Alicia Sánchez-Camacho y Artur Mas, quienes también plantean jugar a convocar comicios.
Que lo hagan todos de una vez y se den cuenta de lo que han ido perdiendo desde la última cita con las urnas. Los sondeos hablan más que los dirigentes y revelan la confirmación de un cambio de tendencia incluso refrendado en Francia y mucho más acusadamente en Grecia recientemente. Los líderes de las palabras vacías tienen los días contados. Pero no saben hacer otra cosa que seguir fingiendo. Mientras las alternativas sigan cociéndose en la clandestinidad seguirán en la palestra con la misma estrategia de siempre.

Artículos relacionados:

El elefante volador
FMI
Gobierno de concentración

 
Deja un comentario

Publicado por en 10 mayo, 2012 en política

 

Etiquetas: , , , , , , ,

Casino electoral


España ha vivido dos procesos de transición tras la fecha concreta del 20-N. Da igual el año pero el calendario es contundente cuando un acontecimiento de envergadura ocurre en la casilla señalada. A propósito o por casualidad a Zapatero se le ocurrió dar un paso hacia el cambio convocando elecciones ese día y no otro. Los resultados se empiezan a oler en Francia.

En el país galo toca elegir un presidente simbólico para su quinta República. Una especie de monarquía ya superada en nuestro país mucho más avanzado, por influencia francesa precisamente. Durante la alta Edad Media algunos linajes se fueron imponiendo y monopolizando el trono. Aunque de facto estuviera al alcance de todas las familias gracias a las altas tasas de promiscuidad que se gastaban por esos lares.

Celebrada la primera vuelta de los comicios quedan dos bandos que se debaten en televisión. Cara a cara o por concatenación de discursos. Uno usa la desafección juvenil como trampolín hacia la fama. El otro la combatividad con los de fuera. Aquellos revolucionarios dubitativos que no comulgan con ninguna de las opciones tienen la manija para inclinar la balanza.

Mostradas las intenciones en la primera ronda se precisaba surcar en los contenidos de las fuerzas electorales crecientes. Unos tomaron unas ideas y otros otras, las que creyeron con más posibilidades de satisfacer en su mandato.

Pero eso ya es lo de menos. Tanto en Francia, como ocurrió en España meses atrás, la inmensa mayoría se ha enterado de la diferencia entre promesas y hechos. Tanto repitió Rajoy unas consignas contrarias a sus políticas reales que al final se le vio el plumero diplomático. En verdad ya se había hasta palpado décadas atrás pero las necesidades no eran dramáticas. Tanto daba si ejecutaban unos u otros. Mandase quien mandase las cuentas iban bien.

La diferencia entre las presidenciales actuales y las anteriores es el grado al que los votantes están dispuestos a jugar. En estas las apuestas se elevan a máximos históricos. Las urnas recogen esa característica humana que se ha ido extendiendo por las masas del continente.

En un extremo tenemos aquellos que deciden ausentarse de este tipo de procesos en aumento. En el otro aquellos que optan por radicalizarse. Evidentemente las convencionalmente denominadas extrema derecha e izquierda acumulan apoyos de manera similar. La cuestión es apostar por nuevas organizaciones que traduzcan las promesas en hechos. Unas incógnitas muy enigmáticas pero con las que es necesario coquetear.

Las apuestas han llegado a tal extremo que la cara visible de la transición en Francia aconseja votar en blanco. El motivo es que desea seguir apostando por el cambio real. No se conforma a estas alturas retirándose de una carrera en la que no tiene motivos para verse ganadora. Tiene motivos reales para pensar que retirarse de la carrera de fondo supone el estallido de la derrota en sus manos.

Nadie quiere perder cuando el bipartidismo imperante está derribado. Tanto en España como en Grecia donde están todavía mucho más avanzados en las prácticas más propias del casino que de las urnas. En Francia siguen los caminos trazados en la periferia para empezar a convertirse en tierra devaluada, en provecho de los magnates del juego.

El empleo juvenil flaquea por toda Europa. La precariedad laboral afecta a prácticamente todas las familias. La inmigración sigue siendo un complejo por parte de los afectados y del resto. No hay más argumentos desde los extremos que se aúpan al margen de los convencionalismos. Ni falta que hace para poner en evidencia las carencias de unas políticas vacías e inexistentes, dirigidas por unos mandamases complacientes con el conformismo imperante.

El disconformismo creciente provoca lo contrario. Tendremos la oportunidad de comprobarlo en Grecia donde saldrán victoriosos los extremos y en Francia donde se prepararán para hacerlo a posterioridad.

Artículos relacionados:

¿Al fondo a la…?
Rabiosa actualidad idearia
El espejo francés

 
Deja un comentario

Publicado por en 4 mayo, 2012 en política

 

Etiquetas: , , , ,

El espejo francés


François Hollande arriesgará menos en el debate televisado de esta noche. Nicolas Sarkozy, en cambio, deberá ingeniárselas para atraer unos votantes que se le fueron escapando con cada decisión que iba tomando durante su mandado que cumple 5 años.
En realidad esta noche en Francia no habrá ningún debate sino exposición de intenciones. La discusión exige como condición la presencia de dos interlocutores con ideas contrapuestas. Pero donde no hay ideas es imposible que puedan chocar de frente.
Los dos candidatos a la jefatura de estado intentarán complacer con su discurso a unos telespectadores hartos de palabras bien sonantes sin contenido práctico. En Francia, Grecia, Portugal o en la vuelta de la esquina la tendencia a escuchar recitales se acrecenta pero en los lugares adecuados. Allí donde los maestros de la consonancia urden maravillosos textos para delirio de los oídos más exigentes.
Hollande y Sarkozy proclamarán de forma impecable su candidatura a lo más alto de la política francesa. Antes se habrán debatido sus equipos con miles de encuestas, datos contrastados e impresiones mucho más subjetivas que ahonden en la opinión que deben vertir.
Al igual que ocurría en Grecia, donde también hay cita con las urnas, lo ejecutado diferirá diametralmente de lo propuesto. Ningún compromiso será posible establecer con los potenciales votantes. En un acto de este tipo sólo se puede esperar el decantamiento de algún indeciso por alguna de las dos opciones que en realidad son la misma.
Sirva como ejemplo el subrayado que lleva practicando Sarkozy en la parte de discurso que habla de política de inmigración. Tras los resultados cosechados por Marine Le Pen en algunos actos se olvidó del resto del contenido. Como aquel cantautor de avanzada edad que recuerda solamente el estribillo y tararea hasta encontrarlo.
Ideas en realidad no hay ninguna por estas zonas tan elevadas del país. Si la amenaza de Sarkozy fuera la extrema izquierda no habría dudado éste ni un momento proponer la nacionalización de la banca. Más adelante se privatiza llegados al extremo en el que se viera obligado a actuar. El discurso tras los resultados continúa con hechos que para variar deben satisfacer a todos. Pero entonces ya no hay micrófonos. La totalidad se empieza a restringir a aquellos que tienen el número de teléfono que a otros jamás les revelará la telefonista más osada.

Artículos relacionados:

Promiscuidad
2012. Una odisea anticiparlo
Disparidades en los Alpes

 
Deja un comentario

Publicado por en 2 mayo, 2012 en política

 

Etiquetas: , ,

Maratón


Hace algunas semanas las máximas autoridades catalanas nos brindaron la oportunidad de hacer todas las aportaciones que deseemos a la maratón televisiva contra la pobreza. Las cuentas están permanentemente abiertas en realidad y jamás se cancelan. Se relevan de cita en cita. Antes de la elucubración que parte de una idea añeja para luchar contra las enfermedades no era posible colaborar con proyectos de ayuda a calmar una de las dolencias más extendidas por el planeta tierra. El hambre en su cara más amarga o la más liviana malnutrición es sufrida por miles de millones de seres humanos que se las ven y desean para continuar siéndolo.
Hace pocos años el fenómeno de la insubsistencia amenaza la parte del globo menos acostumbrada a estas contrariedades. De manera excepcional en Cataluña se apresuraron a organizar una edición extraordinaria del formato navideño maratoniano. Cientos de colaboradores con mayor o menor fama intentarán tirar el anzuelo a cientos de miles de teleespectadores, asustados un poquito más por las circunstancias y en buena parte cómplices de las mismas.
La maratón es la carrera más larga entre todas aquellas que se disputan durante unos juegos olímpicos. El símil atlético designa a la perfección este tipo de proyectos que intentan paliar las carencias de parte de la población aquejada de uno u otro síntoma. Las carreras contra la fibrosis quística, la esclerosis múltiple, el SIDA o el cáncer todavía se disputan décadas después de haber protagonizado alguna edición anterior. Tanto se perpetúa el carrerón que cabe la posibilidad de preguntarse si la competición es eterna o existe alguna linea de meta anterior a la extenuación de los participantes.
Es preciso recordar que este tipo de carreras de fondo no están pensadas para todo tipo de organismos. Sólo para aquellos que consecuencia de una buena preparación son capaces de disputarlas. Así que tampoco creamos que el gobierno plantee una carrera donde nadie de nosotros podamos participar. Si deseamos aplaudir aún se nos permite. Pero si decidimos recorrer el trazado andando porque no somos capaces de levantar simultáneamente los dos pies del suelo durante tantos kilómetros estaremos descalificados por falta de profesionalidad. O incluso seremos los protagonistas de alguna gala recaudatoria para sanarnos de tal anomalía. El profesionalismo imperante es así de contundente. La eficiencia así lo requiere. Como también precisa problemas eternos a los que hacer frente.
Hagamos lo que hagamos somos carne de cañón para sufrir las consecuencias de las adversidades contra las que nosotros mismos luchamos. Tenemos toda la vida por delante. Si optamos por el lloro recibiremos una palmadita en la espalda, alguna monedita en la palma de la mano y el recordatorio de que a fecha incierta se celebrarán elecciones a las que se presentan aquellos que idean correr incansablemente contra nuestras problemáticas. Correr es sano, correrse excitante. La contemplación sin más nos evoca a la segregación de enfermedades. Más satisfacción al asador de los que cocinan los problemas ajenos dándoles un toque más apetitoso.
En la edición especial de este formato navideño celebrado pasada la semana santa tendrá lugar una de las perpetuaciones más multitudinarias del descontento estomacal, con el que inevitablemente debíamos convivir según la linea trazada a priori por quienes han ideado esta ineficiente solución. Negaron la tierra, sus frutos, el agua dulce o salada y aquí no hay quien viva con el prohibicionismo imperante. La maratón no devolverá ninguno de los recursos a ninguno de los propietarios por derecho divino. Apenas un pírrico porcentaje de frutos terrestrescosechados por parte de aquellos capaces de privatizar el sol, las nubes o los vientos. Por mucho que autoridades civiles, militares y sociales se vanaglorien de la alta capacidad recaudatoria de la gala decana de la beneficencia televisada española los resultados son insignificantes. No llegan a acumular ni el 1% del presupuesto total que maneja la Generalitat año tras año. Alguno todavía se pregunta por la conveniencia de recaudar impuestos o no hacerlo.
Algo similar ocurre con lo que Aguas de Barcelona trama para limpiar su imagen translúcida y en la medida de lo posible expandirla hasta territorio argentino si hace falta. El fondo de solidaridad permitirá los recursos necesarios para que las personas en riesgo de exclusión social puedan asumir el pago del suministro de este bien imprescindible. Las ayudas van dirigidas a aquellos que viven de la renta mínima de inserción y no consumen más de 100 litros al día. A partir de junio y hasta nueva orden gozarán de una bonificación del 50% sumada a un perdón de posibles deudas acumuladas. Los perseguidores de morosos recibirán órdenes de retirada por este concepto pero no dejarán de ser los malos de la película. Todavía les queda pendiente perseguir a aquellos que no han dado jamás detalle de dónde y cómo fabrican el agua pero sin embargo la comercializan.

Artículos relacionados:

Dos despropósitos en diez días
¿Un paso más hacia la democracia?
Extraño acorralamiento a la casa real

 
3 comentarios

Publicado por en 28 abril, 2012 en política

 

Etiquetas: , , , , , , ,

A remojarse


Algunos días atrás recibía un extenso correo de un agradecido lector que aprovechaba la interlocución para plantear una duda que le intriga a la hora de cambiar de piso. Un servidor aprovecha estas letras para terminar de dar respuestas a un asunto relacionado con la situación calamitosa en la que se encuentran las cuentas municipales. También para recordar que pese a no ser la mejor época para adquirir un bien inmueble cada caso merece un trato especial digno de analizar. Sentenciar en la conveniencia o inconveniencia de hacerse con un piso de manera generalizada sería contraproducente.
Para la problemática que nos ocupa cabe decir que la duda de uno de los seguidores de estas lineas está relacionada con un cambio de techo. En sí no es una adquisición pues por ese concepto entiendo añadir almenos un euro de ladrillo a la cantidad que ya se tiene. Incluso habrá casos en los cuales desplazarse de vivienda signifique vender parte de la propiedad utilizada hasta ese momento.
Cuando tenemos en mente cambios de aires podemos estar pensando en hacerlo de municipio, estado o simplemente añadir a nuestro espacio el piso de al lado, de arriba, de abajo o el terrenito que colinda con nuestro pequeño territorio.
El lector en concreto de quien les hablo ha recorrido varias opciones a la hora de encontrar nueva propiedad. Si por el interior se tratase tiene una opción cercana donde vive actualmente que se adapta perfectamente a sus pretensiones. Ganaría una cochera donde cabe un turismo por el hipotético precio de venta de su vivienda actual. Pero divisa un problema comunitario que le mantiene dudoso y con razones para no firmar inmediatamente la compra-venta. El traslado hacia el nuevo hogar intuye que supondría soportar altos gastos de mantenimiento del espacio común que va incluido también en el lote. Entre otros equipamientos la finca cuenta con jardines y piscina. Los saldos deudores con la banca no saldrían trastabillados sino inalterados prácticamente. Pero las obligaciones mensuales ascenderían por el hecho de vivir con unos servicios a los cuales hoy no tiene derecho.
Para mayor información la gran comunidad de la que podría formar parte cuenta con cuatro edificios, cada uno con 50 habitáculos. En total 200 viviendas que deben sufragar mensualmente los gravosos servicios que dispone. Muchos municipios no llegan a los 200 habitantes pero no se formularon tal pregunta a la hora de colocar una piscina en el pueblo, con jardín incluido. De perdidos al río. Tampoco se preguntaron aquellos que fueron en busca de la ganga inmobiliaria si determinado municipio contaba o no con un determinado equipamiento. En algunos casos extremos no había ni cloacas y santas pascuas. Suele ser lógico que mayores prestaciones tengan que ser sufragadas con mayores tasas impositivas. De lo contrario la solución suele ser albergar una planta petroquímica, una central nuclear, un cementerio de residuos, un vertedero o un prostíbulo donde las señoritas que fuman acaben con toda la marihuana cosechada en Rasquera. En el caso de una comunidad de propietarios de una ciudad la solución puede ser acoger una antena de telecomunicaciones en todo lo alto.
Mi particular percepción del asunto no pretende esclarecer ninguna decisión de compra, ni de venta, ni de nada. Simplemente me indica que el análisis de hechos complejos debe ir más allá de la simpleza en la que vivimos instalados. Para responder a los miedos iniciales sería conveniente ver hasta qué punto los equipamientos deben continuar manteniéndose para no poner por ejemplo la vida de aquellos que los utilizan. Si la piscina tuviera un elevadísimo trampolín habría que revisar obligatoriamente los peldaños de la escalera de manera periódica. No fueran a caer los usuarios por la vertiente indeseada. Pero además de esto sería también necesario conocer opiniones del conjunto de individuos con los que colectivamente decidimos el futuro del espacio que compartimos. Siguiendo con la linea argumental me parecería pertinente saber cómo reaccionarían los demás ante las adversidades. Deberíamos preguntarnos si viviremos entre gente capaz de renunciar al servicio de jardinería o a incluso clausurar la piscina en caso de malos augurios económicos.
Una cosa es segura y se trata de los plazos que restan para pagar de las construcciones de miles de piscinas municipales y comunitarias. Otras como el gasto del socorrista lo decidimos día tras día. Pero para inventarse gastos tampoco es necesario que en la nueva propiedad haya piscina, jardín o alguna maceta. Con que cuente el edificio con una puerta de acceso mañana puede decidirse cambiarla por otra que incorpora la tecnología puntera diseñada en Japón. Al siguiente puede embarcarse todo el vecindario en un antena colectiva para intentar visionar los canales del pujante sudeste asiático. La semana próxima pueden empezar las pretensiones de contratar un portero de los de toda la vida ante el fracaso de la tecnología nipona.
Si no deseamos sobresaltos en el futuro antes de formar parte de una comunidad cualquiera convendría indagar con quien compartiremos decisiones. Las elecciones empiezan a ganarse en este punto.

Artículos relacionados:

Robobos
Látigo alcaldable
Vehículos de futuro
Parques y jardines
Un pueblo sin pueblos
Alternativa simple a la quiebra de municipios
Las tres denuncias. Capítulo final
Dos realidades ante la quiebra

 
Deja un comentario

Publicado por en 21 abril, 2012 en política

 

Etiquetas: , , , , , , ,

El elefante volador


Diez años después del último exilio de la familia real española se estrenaba al otro lado del océano una película que marcó la vida de alguna generación. No me refiero a la nacida en la miserable posguerra. La difusión de la cinematografía que circulaba por todo el globo era escasa en nuestro autárquico y autocensurado país en 1941.
España tuvo que esperar casi 40 años para disfrutar de las peripecias del seguramente elefante más famoso de toda la historia. Un animal ridiculizado por sus grandes orejas que a la postre le permitían lo que a ninguno de su especie; volar.
Durante la transición los más pequeños que no corríamos, volábamos a ver las aventuras de un personaje singular en la historia cinematográfica y ornitológica. Lo hacíamos simbólicamente pues ninguno de nosotros consiguió todavía levantar el pie de tierra. No llegábamos a entender el texto constitucional y quizás por eso no se nos tuvo en cuenta a la hora de refrendarlo. Teníamos que seguir asintiendo las posturas oficialmente hegemónicas en las que cabían todo tipo de dogmas pero no la capacidad de volar otro mamífero que no fuera el murciélago, o vampiro según el dialecto.
El penúltimo escándalo palaciego se juzgaba en Palma de Mallorca hace apenas dos meses. Pero la Zarzuela está en el punto de mira desde hace años. A diferencia de lo que ocurría anteriormente la difusión de los deslices monárquicos es mucho mayor que en los años 40 la película del elefante volador.
Iñaki Urdangarín tenía que utilizar el vehículo privado para adentrarse en la sala donde se le pretendía pasar cuentas. La muchedumbre acumulada en las puertas aconsejaba hacerlo de esa prudente manera.
La realeza en representación de todos los súbditos no tiene suficiente con las airadas y crecientes protestas alrededor de las alfombras que pisa. Se ha empeñado en abanderar el republicanismo aunque se trate del de peor contenido, por simple oposición a la figura monárquica. Abucheada o en silencio, andando o en bicicleta pero haciendo gala de su condición de garante de la unidad hace todo lo posible para evitar la discordia nacional. Igual que ocho décadas atrás abandonó el trono tras las multitudinarias expresiones populares ahora parece empeñada en ofrecer excusas al pueblo para terminar despidiéndose por otro medio siglo de vacaciones por la Europa todavía no intervenida.
Hace años en Navarra donde más abunda el apellido Urdangarín era motivo de satisfacción poder rotular un establecimiento con ese título a aquel que lo ostentara. Suponía un valor añadido. Hoy la marca va perdiendo prestigio y se aconseja cambiarla para no caer en la disminución de ventas que abre las puertas al comercio oriental. Cualquier paso al frente deja la retaguardia al descubierto.
Los últimos acontecimientos de lo más rocambolesco son difíciles de encasillar en los noticieros. Pese a la extrema dificultad de elegir entre las páginas de sucesos, corazón, humor, política o deportes la difusión es máxima. Esta vez no son sospechas, rumores o difamaciones. Una criatura se disparaba accidentalmente en una pierna. El patriarca unos días después se rompía la cadera en el intentó de terminar con la vida de algún inocente elefante en Botsuana. Así ponía rumbo al quirófano por cuarta vez en los últimos dos años para intentar ser intervenido en más ocasiones que muchas entidades financieras antes de quebrar. Así ponía los colmillos a todo el reino espasmado con las extravagantes actividades de su monarca en África. Al continente del sur se le expolia pero mediante complejos mecanismos y por la espalda.
Nosotros no pintamos nada en todo esto. Como les decía al principio crecimos entre películas como dumbo consecuencia de nuestra incultura política para redactar constituciones. Pero tan poco aprendimos que no hemos conseguido alzar el vuelo, el camino ni la página. Es ahora cuando nos acordamos del vituperado elefante porque ha estado a punto de ser abatido por nuestro máximo representante en todo el planeta. Entre todos lo matamos y él sólo resucitó. Dumbo no ha muerto, estaba tomando cañas.

Artículos relacionados:

A vueltas con el demonio
Extraño acorralamiento a la Casa Real
Descifrando el atropello más atroz
De Piqué a palacio

 
Deja un comentario

Publicado por en 16 abril, 2012 en política

 

Etiquetas: , , , , , ,

Robobos


Permítanme retomar el asunto trascendental que suelo exponer los sábados en este espacio. A la vez perdonen por no hacerlo hace exactamente siete días. La expiatoria semana santa no era el mejor momento para crucificar a ningún alcalde.
Rasquera se encuentra en estado de reflexión tras el resultado del original referéndum celebrado en la localidad tarraconense. El pequeño pueblo que ha dado la vuelta al mundo sin moverse de lugar ha logrado preguntar al vecindario y resolver en función de la opinión minoritaria. Pero no sólo eso. Tras el veredicto popular el alcalde dimitirá. Imagino que posteriormente se convocarán nuevas elecciones en las que saldrá elegida alguna opción política cercana a la linea que proponía el cultivo de marihuana para erradicar el déficit acumulado. La deuda que suma la totalidad de municipios asciende a un peligrosísimo 3% de PIB y hay que actuar con pinzas e imaginación. Para olvidarse del 397% restante la marihuana o el alzheimer, tanto monta, monta tanto, pueden convertirse en los mejores aliados.
Rasquera ha logrado situar en la opinión pública la cuestión ancestral de las drogas. A corto plazo deberá seguir reflexionando para encontrar otro tipo de soluciones a su problema. Al contrario de lo que estamos acostumbrados. Primero se suele reflexionar, después se decide y finalmente se acata la decisión de aquellos a quienes se les entregó la confianza mayoritariamente. El resto del mundo seguirá debatiendo con más fervor sobre la conveniencia de tomar según qué, la libertad de hacerlo y la necesidad de continuar con las prohibiciones existentes.
En estas lineas, las anteriores y las que vendrán, alguna propuesta podría ser digna de aplicación en la famosa localidad cercana a las orillas del Ebro. Un poco más lejos, pero no tanto como imaginan producto de los trasvases internos en la misma cuenca hidrográfica, moría electrocutado un maliense en el fracasado intento de robar cobre. El suceso aconteció en un lugar cercano a la polémica estación de alta velocidad de la capital provincial de Rasquera. No era la primera vez que lo intentaba el individuo. El pasado 14 de enero era detenido con las manos en la masa en un asunto similar en Alcover donde el tren nunca se detiene en ausencia de problemas técnicos.
En León por obra y desgracia de la empresa estatal FEVE, dirigida por Marcelino Oreja, el proyecto de unir mediante una linea tranviaria la actual estación de vía estrecha, situada en la calle del Padre Isla y el hospital ha sido abandonado. Hasta este punto nada a reprochar. Pero mientras desde una empresa ferroviaria se acusa a un ciudadano de apropiarse de hilo de cobre valorado en cierta cantidad desde otra del mismo ministerio se encargaron cuatro unidades en vano para cubrir la ruta en la capital leonesa con el permiso de Ponferrada.
Los leoneses están de pega. Con un carburante por las nubes acceder al hospital les será difícil en vehículo privado. Llegar en ambulancia quedará reservado a los mejores intérpretes capaces de simular la imposibilidad de hacerlo de otra manera. Acceder en tranvía imposible e innecesario. Con tanto cierre de habitaciones, disminución de capacidad en urgencias y somnolencia de un funcionariado al que se le niega la toma de café el recinto médico sería incapaz de atender a un tranvía entero.
Buena, sin ninguna duda, la decisión tomada desde altas instancias de la empresa estatal de ferrocarriles de vía estrecha. De sabios es rectificar pero en este caso con consecuencias nefastas. Cuando algo se proyecta hay que concluirlo si además como en el caso que nos ocupa supone desembolsar un 6% por la rescisión del contrato de obras con la UTE pertinente. Los tranvías que se encuentran terminados en Valencia se dirigirán probablemente a Ecuador porque en la misma España no hay ningún lugar donde se requieran. Pero es que encima viajarán a mitad de precio, como los jubilados, de lo que hubiera pagado FEVE por ellos. Unos vehículos de lujo que serán recibidos en América a precio de material retirado.
En materia de inversiones es preciso tener los horizontes claros. Si hay que cambiar algún párrafo de un proyecto en pleno desarrollo se retoca con habilidad. Para el caso que nos ocupa. Si acercar el tranvía al hospital ya no es necesario quizás lo sea entonces hacerlo al matadero. Pero lo que no es de recibo es deshacerse a medias de unos proyectos que sin finalizar sólo nos dejan agujeros en las cuentas sin prestar a nadie servicio alguno.
Cuando hablaba de tranvías podía haberlo hecho de terrenos urbanizados que esperan viendo crecer hierbas no comestibles la siguiente burbuja crediticia. O en el otro extremo terrenos urbanizados de manera deficiente que esperan la construcción de servicios básicos correspondientes a la categoría que ostentan. Cuando la torpeza política mueve hilos sin fundamento puede parecer asimilable al intento de robo acontecido en la estación del AVE tarraconense. Pero en este caso de mucho mayor valor que el de unas bobinas de cobre y para más inri con responsabilidad limitadísima. Sería preciso promover el aval con patrimonio personal de los decisores de un porcentaje de lo presupuestado para inversiones a realizar en varios ejercicios.

Artículos relacionados:

Látigo alcaldable
Vehículos de futuro
Parques y jardines
Un pueblo sin pueblos
Alternativa simple a la quiebra de municipios
Las tres denuncias. Capítulo final
Dos realidades ante la quiebra

 
Deja un comentario

Publicado por en 14 abril, 2012 en política

 

Etiquetas: , , , , ,

¿Una mierda?


Menuda ocurrencia la última del gobierno de España. No convence a sus acérrimos, ni a los que pasaban por allí el día de las elecciones ni lógicamente a los que minoritariamente forman parte de la oposición. La finalidad de las medidas que urgentemente tomará el ejecutivo en materia de sanidad se encamina a ahorrar 7000 millones de euros anuales. Pero a la vez también se atisban emigraciones de siglas fruto de un descontento creciente político y ciudadano.

La novedad más polémica de todas consiste en reformular el pago por los medicamentos recetados por algún funcionario competente de algún organismo público autonómico. No olvidemos que las competencias están transferidas y hay que dialogar con los consejeros respectivos. Un asunto éste altamente importante. A corto plazo reformular precios supone tener que procesar unos datos que con total seguridad no dispone ninguna consejería autonómica. El siguiente paso será establecer el porcentaje que deberá pagar cada ciudadano y consecuentemente otorgarle el distintivo correspondiente. Más gastos que a priori parece que tendrán que correr a cargo de los ingresos subcentrales. Entre otros asuntos este se prevé clave en las reuniones próximas entre los distintos niveles gubernamentales.

Descendiendo un poquito más, hasta el nivel de aquellos que por política entienden el viaje de ida y vuelta a las urnas cada cierto tiempo, nos encontramos con mayor desencanto todavía. En primer lugar porque la medida se ceba con el jubilado que no suele ser un jovencito a quien no le importa lo más mínimo todo esto. Cuando hablamos de sanidad lo hacemos de medicina y sobre todo de medicamentos consumidos en gran parte por los grupos de mayor edad. La medida supone eliminar el principal privilegio de este colectivo. A más de uno sufragar un pequeñísimo porcentaje de lo que hoy le regalan en la farmacia puede suponerle la imposibilidad de acudir a la escapada anual patrocinada por el IMSERSO.

Se acabó el chollo panaceico para unos muchos. A partir de ahora habrá que cuidarse. Lo fastidioso es que en época de cotización nadie advirtió desde arriba de que las reglas de juego podían cambiar. Por tanto quien no se curó en salud deberá desembolsar sumas no previstas por los remedios. Desde abajo ningún médico recetó el mejor protector estomacal conocido que no es más que comer lo justo, necesario y hacerlo de manera equilibrada. Por tanto a esa multitud que vivía convencida de la gratuidad de la asistencia a sus excesos le será difícil ponerse a régimen. Ni la mejor dieta hiperproteica será capaz de devolver la salud a tanto confiado en la Seguridad Social. Ni siquiera el régimen de Franco aplicado durante siglos lo conseguiría. Es tarde simplemente porque hay prisa. No hay tiempo para encontrar soluciones fuera de la farmacología subvencionada a las sintomatologías desesperantes. Solamente es posible recortar el suministro y que cada cual aprenda a gestionar la escasez.

Hace ya algunos años una enfermera me comentaba que por primera vez en su vida había tenido que escuchar a un paciente confesar que no había seguido un tratamiento por problemas económicos. A día de hoy ya son varias veces las que me ha llegado lo mismo de varias bocas. Por muy barata que sea la medicina sólo ha sido accesible a todos los bolsillos el diagnóstico. Los tratamientos han estado al alcance de una mayoría pero no de la totalidad de ciudadanos. Unos se morían de risa cuando escuchaban hablar de seguridad social. Otros se morían de miedo sólo de pensar en una bata blanca.

Los más pudientes además de acudir al médico asignado de cabecera tendían a contrastar la opinión infinitas veces en consultas privadas. Aunque atendidas algunas veces por el mismo profesional que por la mañana funcionarieaba en algún hospital público. No sólo con eso se conformaban los más osados. A las medicinas complementarias, en su totalidad de pago acudían, valga la redundancia, a complementar el trato dispensado en la seguridad social. Otros en cambio entendían que el término adecuado era medicina alternativa. Las elecciones se relacionan con situaciones de escasez pero la motivación a ir más allá de lo establecido es una y sólo una en todos los casos. Fuera de casa se busca lo que se cree que dentro somos incapaces de conseguir aunque no sea mejor lo que encontremos por ahí.

En aquellas épocas en las que éramos casi todos nuevos ricos y poca necesidad teníamos de elegir considerábamos en masa que la seguridad social era una mierda. Unos por unas razones y otros por otras. A poder ser se entraba y salía del dispensario por la puerta de atrás y de noche. Ahora cuando nos ponen peajes defendemos la sanidad pública y universal como lo mejor de lo mejorcito. Nada de mutuas privadas. Nada de consultas privadas. Nada de medicinas complementarias. Nada de medicinas alternativas. Nada queremos saber de curanderos. Como nada quisimos saber de los remedios de la abuela que tan sana vivía en su niñez sin vacunar ni tomar medicamentos. Pero ahora no le podemos preguntar. Con tanto desprecio desarrolló alzheimer.

Artículos relacionados:

¿Viva la pepa?
Promiscuidad
Entre pincho y Valdemoro

 
Deja un comentario

Publicado por en 11 abril, 2012 en política

 

Etiquetas: , , , , , ,

¿Dónde caerá la bolita?


Hoy daremos una vuelta que cada día se la pega más gente en este país que nos resguardaba magistralmente de la lluvia cuando nos daba lo mismo que nos resguardara. Por si no había bastante con el puente aereo el AVE permite por tierra la ida y vuelta en la misma jornada entre lo que sería polo norte y polo sur, polo este y polo centro. Sitúese a su conveniencia pero abróchese el cinturón. Allí donde hay vida hay visiones opuestas, rivalidades, extremos e incluso polaridades. En mi caso, por oposición al cielo y la tierra utilizaré la tortilla como es tradicional. Rodaremos con ella además de contemplarla. Para hacer este tipo de viajes con un poco de imaginación basta. Lo otro es para picar.
Tras una pájara monumental del club de fútbol con sede fiscal en Barcelona el equipo más laureado del fútbol mundial se llegó a situar en cabeza de la clasificación liguera con diez puntos de ventaja respecto los azulgrana. Eran diez ilusionantes puntos de sutura de una herida que no termina de cicatrizar, quizás por robo de los coagulantes necesarios. Los lamentos hace años viajaron definitivamente a la capital que todo lo acapara. Allí todo se expande y explota a la perfección. En las pocas jornadas que restan para finalizar el campeonato más largo de la historia no faltarán quejas de todo tipo desde el lado blanco. Lo sucedido hasta ahora fue una anécdota. La violencia futbolística será extrema y los colegiados no quedarán al margen de ninguna crítica. Serán los principales sospechosos de lanzar cualquier objeto que impida el correcto desarrollo de un partido. Aunque proceda de la grada según las cámaras de seguridad se acusará al juez de linea que se ha tomado un descanso entre los espectadores.
En el otro polo ya debían estar planificando la siguiente temporada y el Valencia les ha fastidiado el plan. Pero ahora no se quejan de otra cosa que no sea el césped. Así que bienvenido será un título más de liga si termina cayendo a su bando. Las batallitas prometen ser duras y la definitiva en terreno propio y con el árbitro casero.
En el punto más álgido de la semana santa el parlamento de Catalunya aprobaba una moción presentada por SI por la cual se rechaza el posible rescate de las autopistas madrileñas por parte del gobierno español a costa de prolongar las concesiones catalanas. En esta ocasión el poder legislativo catalán daba rienda suelta a una de las reivindicaciones más populares en este territorio. Pero es que la ministra Ana Pastor casi nos venía a insinuar con su propuesta que Eurovegas no se situará cerca de su despacho. Desde altas instancias de Fomento se hablaba de rescate viario consecuencia de una probable quiebra de las concesionarias madrileñas. ¿Con ese complejo en la capital se prevén problemas económicos? O la ministra cree como la asociación de inspectores de hacienda GESTHA que Eurovegas sólo servirá para blanquear capitales o es un árbitro imparcial en cabeza de una institución al servicio de ambos polos pero polarizado.
La variante a la disyuntiva anterior vendría avalada por las palabras de Ana Pastor. Pero surgen más dudas todavía si tomamos el puente aéreo hasta Barcelona. Podríamos pensar que de no situarse el centro lúdico en la capital lo hiciera a orillas del Mediterraneo. Pero allí tampoco es sencilla su ubicación. Aunque el secretario de Unió Democrática de Catalunya Josep.A.Duran Lleida dejara claro que Eurovegas es compatible con la capitalidad del móvil no se terminen de creer que lo es tanto. Hay un terrible problema sexual que impide la convivencia de casinos y móviles. En la pasada feria del sector de telecomunicaciones los mossos analógicos registraron gran actividad de reparto de folletos de prostitución en la misma salida del evento. Dudo que haya carne para todos y la disconformidad con hacer colas no es buen síntoma de convivencia. Tampoco lo es la guerra declarada contra las actividades sexuales en territorio catalán. Malos augurios para los vicios desenfrenados.
Lo demás que puedan escuchar serán excusas para despistar. Son varios los motivos oficiales que permiten pensar negativamente en la instalación de macro casinos cerca de Barcelona. El mismo gobierno autonómico se niega a la autorización de una ciudad sin ley. El madrileño otro tanto de lo mismo. En Catalunya no gustan las construcciones demasiado altas que se prevén… Todo parece confabulado contra uno de los proyectos que podría generar un mayor número de puestos de trabajo en una sociedad que está necesitada de salario. Pero ni socialmente las ilusiones son extremas. Las dudas están presentes en cada uno de los habitantes de los dos polos que novedosamente parecen haberse dado la mano rechazando este tipo de actividades en sus cercanías. Los ludópatas ibéricos se han unido ante la amenaza exterior que pretende zanjar una crisis a base de bolitas rodantes. Hasta para defender la causa plataformas de ambos polos se han coordinado.
Con este panorama la conclusión que podríamos sacar de todo este asunto es que va siendo hora de que los extraterrestres den señales fehacientes de vida por el bien del planeta. Ante la amenaza exterior dos rivalidades como Madrid o Barcelona son capaces de unirse en la causa. También se batallaba hace décadas a escala mucho más pequeña y prácticamente se pacificó el mapa gracias a su ensanchamiento. Aquellos pueblos que rivalizaban con el vecino pasaron a ser una minoría. En su lugar florecieron múltiples asociaciones en defensa de territorios más extensos.
Con una visión más extremista que es aquella que no nos permite divisar el mundo más allá de los polos también podríamos llegar a otra conclusión no descartable. Ante las dificultades de ubicar casinos en el este o el centro quizás se retome la vía original aragonesa. Los sedientos Monegros que solamente sirven para ver pasar ferrocarriles, vehículos y el Ebro podrían convertirse en solución a las dos ubicaciones posiblemente descartadas. De hecho Aragón entero a ojos de las visiones extremas sólo sirve para rellenar el espacio entre dos grandes metrópolis y si algo cae es porque se queda en el camino. Afortunadas son las tierras de paso en comparación con otras lejanas a los grandes ejes que mueven los engranajes nacionales. Quizás el patrocinio o hasta la adquisición del Real Zaragoza por parte de Eurovegas salven al club del pozo o incluso de la desaparición. O quizás nos salven a todos, maños incluidos, los extraterrestres.

Artículos relacionados:
De los Monegros a Valdebebas
Lejanías
El secreto de la debacle barcelonista

 
Deja un comentario

Publicado por en 9 abril, 2012 en opinión, política

 

Etiquetas: , , , , , ,

Gobierno de concentración


Una semana después de la celebración de los comicios en Asturias y Andalucía algunos de los resultados obtenidos se empiezan a vislumbrar en los despachos de los partidos agraciados con representación.
En el sur la formación de gobierno correrá a cargo del bloque de izquierdas encabezado por el PSOE y apoyado por Izquierda Unida. Lo acontecido en Extremadura meses atrás no fue del agrado de la dirección de un partido que no simpatiza con la deriva del Partido Popular. Pero queriendo mostrar que tampoco conculca con el PSOE propició un cambio de gobierno histórico que todavía desagrada más que el anterior.
En Andalucía gobernará el PSOE con el apoyo de la tercera y última fuerza con representación en el parlamento. En Extremadura podría propiciar esta actitud una caída del poder ejecutivo que me atrevo a pensar que requerirá esperar algún error grave a ojos de la mayoría de electores.
Entre preferencias y compromisos electorales los partidos se debaten en las postrimerías de un mandato. Asturias no es la excepción. Aquí ya no hay tres grupos en el parlamento sino cinco. La rocambolesca carambola no es a tres bandas sino a cinco y se presagia un futuro incierto en la formación del equipo gestor.
Como alternativa a la embarullada situación el portavoz de UPYD Ignacio Prendes expresó la voluntad de constituir un gobierno de concentración. Aduciendo la defensa de los intereses generales el principado necesita estabilidad y no bloques partidistas. El resultado del pasado domingo así lo dictaminó con un empate entre votantes y abstenidos. Entre los que participaron en los comicios la división otorgó a UPYD la llave de la elección pero prudentemente la formación de Rosa Díez prefiere pasarse al bando abstencionista llegada la hora.
El gobierno de concentración no tengan duda que hará acto de presencia en todas y cada una de las cámaras de nuestros rincones variopintos. Seguramente no como lo conciben Ignacio Prendes ni Rosa Díez que para empezar confunden nación con parlamento. El gobierno de concentración resultará de la expresión de todos en las decisiones que nos afectan. O por el contrario a hostias se acatarán de forma unánime las tomadas por unos pocos. O quizás se siga en la deriva actual en la que la mitad de la población que acude a las urnas lo hace con una óptica muy restringida. La acumulación de papeletas en dos partidos ha originado numerosos gobiernos de concentración, aunque no de siglas que es a lo que se refieren cuando pronuncian tal palabreja los políticos subvencionados por una sede.
El primer experimento de este tipo se espera. Será necesario aprender a inspirar y expirar correctamente por parte de una amplia mayoría. Eso es lo que requiere en primer lugar un gobierno de concentración como el que se plantea desde tierras asturianas. La música mejor que suene en otra parte.

Otros artículos relacionados:

¿Llegó la revolución al sur de Europa?
En un suspiro
Rabiosa actualidad idearia

 
Deja un comentario

Publicado por en 2 abril, 2012 en política

 

Etiquetas: , , , , , ,

Látigo alcaldable


Como es tradición dedico otro sábado a relatar las peripecias en las que nos vemos envueltos fruto de las cuentas municipales estropeadas. Los ayuntamientos están secos de liquidez y deben millones de facturas. Como consecuencia del plan de morosidad esta semana se han ido conociendo las estrategias más comunes descritas en los planes de viabilidad de los municipios.

Las facturas atrasadas se subsanarán mediante créditos del ICO pero no a cambio de nada. A los ayuntamientos se les exige un plan que acredite la capacidad de pagar en el futuro. Por si le suena la historia compárela con los planes de rescate de Grecia y más o menos se trata de lo mismo. Los rescatadores creen que los milagros no existen y no se atreven a hacer circular la liquidez por las buenas. El plan dirigido por el gobierno central trata exclusivamente de subsanar las cuentas de los proveedores municipales.

En los planes de viabilidad que acompañan el anticipo de los papeles impagados aparecen mayoritariamente las medidas que en cualquier empresa privada podriamos imaginar. Las entidades públicas se resignan a entrometerse en la actividad económica reservada a la iniciativa privada. Pero en este proceso también empiezan a adoptar actitudes que se creían reservadas a las empresas. Por un lado piensan los consistorios llevar a cabo los primeros expedientes de regulación de empleo. Por otro cerrarán empresas municipales que dejarán en la calle a la totalidad de sus empleados. Para rematar la faena las subidas de impuestos equivalen al objetivo empresarial de aumentar ventas, en este caso por decisión unilateral.

Por poner un ejemplo de uno de los ayuntamientos más problemáticos de España. En Jerez se ha optado por despedir a unos 300 empleados de manera directa. Por otra parte 90 que componen las plantillas de algunas empresas municipales seguirán el mismo camino.

La solución de hoy parece macabra pero mecere la pena comentarla. Verán que admite variantes de todo tipo, incluso muchas que no ha percibido el mismo que le escribe. Para gusto y disfrute de aquellos que ven solamente ineficiencias en todas las funciones del estado que van más allá del mantenimento del orden establecido. Seguramente por ellos mismos o algún antepasado remoto de su mismo linaje. Se trata de profundizar en una de las atribuciones más antiguas del sector público. El monopolio de la violencia en manos del estado permitiría cambiar la función de la vara de mando del alcalde. De finalidad simbólica a posibilitar el recobro de deudas. Los ayuntamientos tienen en sus manos la potestad de exigir pagos, cosa que practican habitualmente embargando cuentas. Pero podrían ir mucho más allá. En este proceso de saneamiento sería posible intercambiar papeles incobrables de bancos por papeles incobrables del consistorio. En manos de la autoridad pública la persecución del moroso siempre será mucho más eficaz que desde instancias particulares. Las empresas dedicadas a estas tareas son capaces de amenazar simbólicamente a un conjunto creciente de individuos. Pero nunca lograrán resultado alguno sin la complicidad del amenazado. Los papeles incobrables del sector privado son multitud. Los del ayuntamiento una gota en el océano de deudas privadas. El intercambio se me antoja sencillo y favorable a los representantes del pueblo. De ellos dependería la gestión de unos préstamos que queman en las manos de banqueros. De todos continuar con la linea trazada en este mismo artículo u optar por renunciar al cobro.

El próximo sábado seguiré con otra eggs-clusiva encaminada a evitar la quiebra de los ayuntamientos. Disfrute de las procesiones que simbólicamente acompañan la muerte de un personaje con el que todavía nos mantenemos en deuda.

Artículos relacionados:

Vehículos de futuro
Parques y jardines
Un pueblo sin pueblos
Alternativa simple a la quiebra de municipios
Las tres denuncias. Capítulo final
Dos realidades ante la quiebra

 
Deja un comentario

Publicado por en 31 marzo, 2012 en política

 

Etiquetas: , , , , , , ,

¿Al fondo a la…?


Andaba un servidor en busca de vida inteligente por el planeta tierra. Tras días y noches indagando virtualmente por la red tuve la ocasión de chocarme con un estudio laborioso de origen canadiense. Después de 50 años de observaciones un equipo de investigadores de la universidad de Brock, en Ontario, llegó a soprendentes conclusiones. No como consecuencia de la inteligencia propiamente sino de la subjetividad de estos eruditos en la materia. De todas formas merece la pena explayarse desde otra subjetividad con la sentencia lanzada desde tierras transoceánicas. Ninguna encuesta realizada con motivo de los comicios asturiano-andaluces ha sido capaz de reflejarnos convenientemente el espectro social fruto de las sumas de las subjetividades individuales. Aprovecho para compadecer a los habitantes de ambos polos de la península quienes están demostrando con su elevada abstención el inmerecido castigo al que han sido sometidos.
La consigna de la que les quiero hablar está publicada en el “Journal of psichological science” y destapa todas las cajas de las dudas. Medio siglo de sigilosas observaciones la avalan pero la dedicación efímera a asuntos clave la desprestigian. La distinción entre el pensamiento político de izquierdas y derechas se supone a través de unas particulares características. Como no podría ser de otra manera. Necesitaría el equipo otros 50 años de intensos estudios encasillando tendencias imaginarias.
Entre 1958 y 1980 se llevó a cabo una anotación de datos en Gran Bretaña. Se recogió en ellos la cantidad de inteligencia que un grupo de niños entre 10 y 11 años demostraba. Cuando cumplieron los 33 se tomó nota de su posicionamiento ideológico. Aquellos que menores capacidades cognitivas tuvieron fueron los que expresaban una mayor afección por conductas políticas entendidas de derechas. Por si no quieren caldo dos tazas. Otra vez presuponiendo la validez de los métodos de medición de la inteligencia. Pero es que para terminarlo de rematar el procedimiento se las trae por su repetitividad. Recordé que veinte siglos antes se habían escrito cuatro libros relatándonos la vida de un niño hasta su adolescencia. La narración da un salto de 20 años hasta contarnos el final de la vida del adulto que sin duda demostró razonar. Fue condenado a muerte por unos ignorantes. Un claro ejemplo no del signo de la inteligencia sino que molesta su utilización.
La línea argumental del trabajo que intento desgranar se apoya en los prejuicios como manera de distinguir los individuos encasillados en la izquierda de los situados en la derecha. La derecha se asocia directamente a manías hacia los demás y la izquierda a amplitud de miras. Con esta simplificación de la polaridad política parece obvio haber llegado a esa sentencia. Me atrevería a decir que se partió de la conclusión buscando argumentos que la justificaran. Otro estudio que sirve de muleta es otro trabajo estadounidense de los años 80. Éste llega a conclusiones que los individuos con menor capacidad cognitiva desarrollan conductas racistas y homófobas en el futuro.
Llegados a este punto pensemos en lo que nos rodea más inmediatamente. Cualquier persona que se crea con menores capacidades que otra intenta eliminar a la competencia. El que no tiene cabeza tiene que tener pies. La persona que se cree indefensa por capacidad propia se siente segura si nada cambia a su alrededor. Es un individuo que se ve incapaz de adquirir nuevos conocimientos. Según el estudio el discurso conservador transmite sensación de orden a esta tipología de personas. Pero volviendo a lo de antes, chocamos otra vez con el relativismo con el que nos manejamos en el ambiente. Según donde nos encontremos lo novedoso puede ser de izquierdas, según donde de derechas. ¿O estará insinuando el trabajo que la derecha gobierna cada uno de los rincones del planeta?
El razonamiento termina guardando la ropa sin tirarse del todo a la piscina. Concluye advirtiendo que no todas las personas de pensamiento conservador son prejuiciosas. Tampoco todas las personas prejuiciosas son conservadoras. Sin ir otra vez muy lejos observen las últimas apariciones de Mónica Oltra, una diputada de izquierdas en territorio emblemático de la derecha. Se caracteriza por mostrar públicamente sus prejuicios. Otros que lo hacen constantemente son los nuevos inquilinos de la Moncloa. Achacan todos los males a los anteriores pero según el estudio del que estamos hablando es lo que les toca por su afiliación política.
Hace apenas dos semanas el congreso votaba el primer texto propuesto por Amaiur. Sin ninguna duda este grupo es la diana de todas las iras existentes en el panorama político, asimilable a hablar de prejuicios. El más importante el idiomático que siempre asusta a aquellos incapaces de comprender más de uno. Este grupo es sin ninguna duda de extrema izquierda porque no les importa superar el actual marco organizativo. Al contrario están deseando romperlo unilaterlamente y constituír uno nuevo. En el parlamento propusieron actuar contra los problemas relativos del campo que identificaban en el despoblamiento y la producción autosuficiente. La propuesta no prosperó pero sería hora de que lo hiciera otro estudio que nos aclare si comer es de izquierdas o de derechas.
Mientras el estudio se lleva a cabo lo que les aseguro que crece es mi dislexia. Después de leer que el alcalde de Badalona del derechista Partido Popular alquila por 150 euros viviendas embargadas por los bancos o de escuchar por última vez el himno de la Unión Soviética en intereconomía permítanme que piense en el anhelado reino de los cielos. El terrenal mundo de derechas e izquierdas es demasiado complejo de comprender.

 
4 comentarios

Publicado por en 25 marzo, 2012 en política

 

Etiquetas: , , , , , , , ,

 
Mucha Lectura Punto Com

Mucha Lectura para los apasionados de las letras

Iris de asomo

Historias repletas de magia y fantasía

El principi de...

Blog sobre biaixos, confluències, seqüències i conseqüències

EL ECONOMISTA CABREADO

Aprende economía para que no te joda un economista!

Utópico terminando el prólogo

Blog de Samuel García Arencibia

Caótica Economía

Sígueme en twitter: @Caoticaeconomia

Las dos caras de la verdad

Espacio plural de libertad de expresión y contraste de opiniones

Beneficio Marginal

Pensamientos sobre el estado actual de la economía

Galiana

Miradas de un viandante anónimo

No me jodas que me incomodas

"Estos son mis principios, si no le gustan tengo otros"

La Caja de Pandora

El sitio de pensar.

Ignacio Trillo

El blog de Ignacio Trillo

Economistas Frente a la Crisis

El pensamiento económico al servicio de los ciudadanos

Para Mí Son Enigmas

Un debate es una lucha que fortalece a todos los que participan.

aïllat [...res personal]

Blog de J. M. Vidal-Illanes

Meditaciones del día

Reflexiones para comenzar, vivir y terminar el día de otro modo. Filosofía, Humanismo y Religión hechos vida.

gallegorey

Just another WordPress.com site

El BOE nuestro de cada día

Web de noticias extraídas del Boletín Oficial del Estado

merceroura

la rebelión de las palabras

Ataque al poder

Todo lo que debes saber de los bancos y el dinero y no te explican.

Mosaic

Fet de les opinions i reflexions que comentem i compartim

El Periscopio

por Rosa María Artal

cada vez más claro

Nuestra insistencia en la Utopía les molesta

Josep Pamies blog

una opinion silvestre

Reflexions d'un arqueòleg glamurós

La ploma més àcida de la xarxa

Al fons, a l'esquerra

Blog d'opinions d'un emprenedor d'esquerres.

Ramiro Pinto

Escritos de Ramiro Pinto

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.